El cantante Ozuna se compra una gigantesca mansión en Miami por 5 millones de dólares.

El artista puertorriqueño ha adquirido un lujoso inmueble situado en la exclusiva zona de Coconut Grove, donde se alojan las estrellas.



El nuevo rey del reggaeton Juan Carlos Ozuna (28 años) acaba de firmar el cierre de la compra de una fabulosa mansión en Coconut Grove, una de las zonas exclusivas de Miami. Ozuna ha comprado la vivienda a través de una de sus sociedades a un exjugador de fútbol americano.


La mansión tiene más de 650 metros cuadrados y cuenta con cinco dormitorios y siete baños. Sus amplios espacios y sus grandes ventanales son una de las características de lujo del inmueble, como también lo son su inmensa piscina, su bodega propia, cine en casa, cocina al aire libre y gimnasio equipado.


La mansión sigue un estilo moderno, con toques futuristas y con un diseño interior en el que reina la luminosidad. La luz entrando por altas las cristaleras es la parte más relevante de su estructura, pues consigue que las paredes blancas y los detalles color acero resaltan con estilo.


El alto precio de la vivienda queda avalado al entrar en ella. Solo hay que ver los materiales que se utilizan en su construcción y su decoración para atestiguar la calidad de la casa. Una de las estancias más bellas y elegantes es la cocina, en la que preside una isla de mármol blanco brillante, al igual que el resto de la encimera.


El concepto abierto es lo que rige el diseño de todas las estancias, por lo que Ozuna nunca tendrá problemas de espacio. Se trata de un estilo minimalista y funcional, donde todos los muebles que están son los que se necesitan, ni una más. Los lugares vacíos y la luz del sol están muy presentes en la casa nueva del cantante.


El puertorriqueño no solo disfruta de la música y el baile, admira todos los ámbitos de la cultura y especialmente el séptimo arte. Por eso, al buscar su nuevo hogar no dudó en que tuviera su sala de cine propia. En esas cómodas butacas y con un bol de palomitas, Ozuna puede ver todas las películas y series que desee en unas dimensiones de lujo y sin tener que pagar entrada.


El glamour y la calidad se respiran en cada rincón de la mansión, y no lo es menos en sus gigantescos baños. Impolutos, en tonos arena y madera oscura y con los acabados más exclusivos del mercado, la zona de aseo es tan grande como la casa de cualquier persona de economía media.


¿El punto fuerte del baño? La bañera blanca y ovalada frente al ventanal. Así, con vistas espectaculares al exterior y disfrutando de un baño de sales, el artista podrá relajarse al máximo tras las largas jornadas de grabación o en un descanso de su gira.


Para rematar la lujosa compra de Ozuna hay que hablar de la gran piscina que preside la casa. Rectangular, con agua turquesa y con tumbonas alrededor. Un paraíso de más de 4 millones de euros.



23 vistas

Contacto:

Be Fun 2020